Share Button

COTI

¿Qué tienen en común Diego Torres, Julieta Venegas, Paulina Rubio y Enrique Iglesias? Que muchas de sus canciones llevan el sello de Coti Sorokin. El artista argentino está de gira para presentar su álbum “Lo dije por la boca de otro”, en la que versiona esas canciones compuestas para otros cantantes. Se confiesa un admirador de las creaciones colectivas, algo lógico teniendo en cuenta que su otra gran pasión es un deporte de equipo: el fútbol.

¿Como vino la idea de versionar canciones que compusiste para otros?
Fue una idea que ya me estaba dando vueltas hace un tiempo, pero no acababa de tomarme el tiempo para llevarla adelante. Todo empezó en los conciertos, pues muchos seguidores se enteraban de que había escrito canciones para otras personas y me pedían que las cantara. Empecé a cantarlas sobre todo en los momentos acústicos de los conciertos. Y versionándolas me fui entusiasmando.

¿Es más fácil decirlo por boca de otro o a veces te frustraba no cantar esas canciones?
No sentía frustración, porque no las cantaba porque no quería, sino porque estaba en otros proyectos. El motor para hacer ese disco no era ese, porque es mucho más tentador hacer canciones nuevas. El motor fue las ganas de decirlo a mi manera, de grabarlas a mi modo. Por eso me llevó un tiempo la realización, porque era difícil lograr el equilibrio entre lo que la gente tenía en el inconsciente de ese repertorio y la forma en la que yo lo estaba interpretando.

En el álbum hay muchas canciones escritas con Julieta Venegas, fue un encuentro muy especial…
Verdaderamente sí. Fuimos muy productivos desde un primer momento, hubo una muy buena interacción. Es un buen ejercicio lo de trabajar en equipo, sobre todo porque en la música estamos acostumbrados a trabajar sólos. Es algo muy actual porque en otras épocas se llevaba más lo de las creaciones colectivas. Nuestra época se caracteriza por la individualidad en general. Se trata de dar lo mejor de uno pero sobre todo de saber potenciar lo mejor del otro. Con Julieta funcionó así e hicimos muchas canciones, no sólo en esa semana que estuvimos trabajando, sino también posteriormente.

¿Por qué hiciste dos versiones de Color Esperanza?
Realmente hice muchas más de casi todas hasta que me encontré cómodo con una versión. En este caso editamos dos porque tenía dos colaboraciones maravillosas:

En el disco hay una con Dani Martín, pero era una picardía que no saliera a la luz la versión con Josemi Carmona tocando la guitarra, por lo que la editamos como bonus track en Spotify.

Color Esperanza se convirtió en una especie de himno ante la crisis de Argentina en el 2001: ¿la versión con Josemi Carmona se hizo pensando en la situación actual de España?
La verdad es que era una canción que tenía casi un lugar obligado en el disco por lo que significó para mucha gente. El título del disco, “Por la boca del otro”, se refiere no sólo a los artistas que han grabado el disco sino también a la gente que ha cantado en la ducha, en el coche o en la calle escuchando alguna de estas canciones. Esta canción era muy emblemática y si algunas canciones tienen alguna utilidad, bienvenido sea.

Has colaborado también con Andrés Calamaro en Honestidad Brutal. En la canción No tan Buenos Aires se dice que “nacimos desorientados y nos educaron como a tarados”: ¿Es aplicable a los recortes en educación y cultura del Gobierno de España?
Evidentemente los recortes en cultura y educación no agradan a nadie y menos a gente de la cultura y el arte. Pero creo que es un grave error porque lo más importante para un país es invertir en el futuro, y no hay futuro sin educación. Es necesaria para que los chicos salgan adelante y generar sociedades justas con igualdad de condiciones.

Tus padres eran muy militantes y te llamaron Roberto Fidel Ernesto en homenaje a Fidel Castro y Ché Guevara. ¿Te identificas con esos personajes históricos?
Sí, en muchos aspectos. No sé si les hago honor, pero llevo mi nombre con mucho orgullo y tranquilidad. Son personajes a los que admiro mucho porque son iconos de la cultura y de la sociedad de los últimos cien años, y que han significado mucho para los países latinoamericanos.

“En otras épocas se llevaba más lo de las creaciones colectivas. Nuestra época se caracteriza por la individualidad en general”

Desde el 2002 no paras de hacer giras: ¿Cuáles son tu mejor y peor recuerdos?
La frustración más grande para un artista es que se suspenda un concierto por algo. Recuerdo que fuimos a tocar con Pereza en Murcia, era un gran concierto gratuito. Por lo visto no se cumplían determinadas habilitaciones municipales para hacerlo en plena playa de Murcia. Se quedaron varadas ahí unas 100 000 personas. Es un recuerdo con un sabor muy amargo, porque habíamos hecho las pruebas de sonido y en el camerino nos avisaron de que el concierto estaba suspendido.  Recuerdos bonitos hay muchos, pero tengo todavía en la retina cuando presenté el disco en el Teatro Opera de Buenos Aires, un teatro maravilloso y mítico de la ciudad.

¿De qué equipo eres?
De River Plate, contra todo pronóstico. También soy muy fan del Atlético de Madrid. De hecho he tenido muchas amistades en el club: Kun Agüero, Diego Forlán, Maxi Rodríguez…

¿Eres de River habiendo nacido en Rosario?
Nací en Rosario, pero me críe en Entre Ríos, que es la provincia que está pegada a Santa Fe, al norte de Buenos Aires. Allí, en lo que llamamos “el interior del país”, que no es Buenos Aires sino todo el interior, o sos de Boca o sos de River. No me influyó que mi familia fuera rosarina porque no eran muy futboleros, por lo que me hice de River desde muy chiquito.

River equipo de los ricos y Boca equipo del pueblo: ¿Realidad o tópico?
Es un tópico. Eso corresponde a una realidad de hace cien años. De hecho, uno de los máximos directivos, que fue presidente de Boca Juniors, es Mauricio Macri, un multimillonario.

Rosario es la cuna de muchos grandes futbolistas argentinos como Messi, Di María, Mascherano, Abbondanzieri, Maxi Rodriguez… ¿Qué tiene Rosario de especial?
Es la cuna de muchos futbolistas y de muchos músicos también. Rosario tiene muchísima pasión futbolera, de hecho hay muchos artistas que han dedicado parte de su obra al fútbol. Es una ciudad muy musical y muy artística. Yo la comparo mucho con Barcelona. Es la segunda ciudad del país en población y también es como una usina cultural y deportiva. Ahora tenemos un representante excepcional, Leo Messi. Dice que se va a retirar en Rosario, pero más que rosarino parece marciano…

¿Maradona o Messi?
(risas). En este caso no creo en el “o”. No creo que sea necesario elegir a uno u otro. Con Maradona me emocioné hasta las lágrimas viéndolo jugar y con Leo me pasa exactamente lo mismo.

En “canción de adiós” lo mencionas: “Fuiste un gol de Maradona, fuiste la mano de Dios”. ¿Sería igual su leyenda sin esa mano ante Inglaterra?
Para mí fue todavía más genial su respuesta acerca de ese gol marcado con la mano. Cuando le preguntaron si había sido mano, contestó espontáneamente: “Fue con la mano de Dios”. No hay nada más genial y de doble sentido que esa respuesta. Intelectualmente, Maradona me parece de una rapidez mental sobrenatural.

¿Que representa para ti esa mano de Dios?
La imagen de la mano de Dios significa muchas cosas: una ayuda, también la trampa, la suerte… El lo dijo con esa “malicia-maldad”, ese doble sentido. Además ese partido ante Inglaterra era como la revancha de una guerra en la que había muerto un montón de gente.

¿La pillería contra el poder?
Exacto, por eso la respuesta fue tan genial. Acababa de hacer un gol irrepetible, probablemente el más impresionante que se haya anotado en un Mundial, y en una semifinal contra Inglaterra. Por eso para mí está a la altura de los más grandes artistas.

“Diego Maradona es un artista, lo pongo al nivel de Piazzolla, Borges, Charly García, Lennon o Bob Dylan”

Una pena que instituciones como la FIFA no le reconozcan totalmente su talento…
Pero eso a él siempre le dio igual, es parte del encanto de Diego. Es un rebelde, un antisistema que se interna en Cuba, se tatúa al Che Guevara… Ir siempre a contracorriente es parte de su encanto. Para mí Diego es un artista, lo pongo al nivel de Piazzolla, Borges, Charly García, Lennon o Bob Dylan. Tiene ese mismo talento para emocionar, crear y hacer cosas que parecen sencillas y que son muy difíciles de hacer.

Por cierto, le hiciste una canción a Messi, “Messi As”…
Fue un homenaje sincero, me dí el gusto de escribir unos versos, ponerles música y compartirlo en la red con mis fans y los de Messi.

¿Crees que Cristiano Ronaldo es comparable con Messi?
No, para nada. Algunos medios de comunicación intentan llevarlo como a un mismo escalafón, pero no están en la misma dimensión.

¿Cómo surgió la aparición de Diego Forlán y Maxi Rodriguez en el inicio del videoclip de “Nunca tendré tu amor”?
Tenemos mucha amistad y como vivíamos cerca, organizábamos muchos asados. Tuve que suspender uno de esos encuentros por un rodaje que se organizó a última hora y se vinieron conmigo. (risas). Salió de forma espontánea.

¿Juegas al fútbol?
Bueno, “muevo” un poquito (risas). Trato de jugar delante para hacer goles, evito defender o romperme las manos jugando de portero.

¿Ves mucho fútbol?
Bastante. Veo los partidos del Atlético y de River. Siempre que estoy en casa o en un hotel, el fútbol va por encima de cualquier otra cosa. ¡No me quedo viendo una película si hay un partido de Argentina ni por casualidad!

¿Cómo ves a Argentina en el próximo Mundial?
Creo que salimos campeones. El segundo Maracanazo viene ahí. Si no es campeona Argentina me gustaría que fuera España, pero sueño con ganarle en la final a Brasil… Un Maracanazo versión 2014.

Llevas la rivalidad con Brasil en la sangre: ¿Te gusta verlos perder?
Sí, claro, lo disfruto. Totalmente (risas).

Share Button