Share Button

Mun-ESP

Dos duelos Nike-Adidas en semifinales del Mundial de fútbol. ¿Casualidad? Los arbitrajes, así como los emparejamientos del sorteo inicial y posteriores cruces dejan planear una duda más que seria.

Texto: Román Bellver (@Romanbellver)

El sorteo y los cruces probables
Todo empezó durante el sorteo de los grupos del Mundial. Sorprendentemente, no eran cabezas de serie los dos anteriores subcampeones, Holanda e Italia. Ocuparon su lugar Bélgica y Colombia, dos selecciones en plena progresión, pero sin el “currículum” de las dos primeras, ya sea en el pasado reciente o en la historia del fútbol.
El resultado de un sorteo cuestionado por algunos medios fue cuanto menos desproporcionado, con dos “grupos de la muerte” con Italia, Uruguay e Inglaterra por un lado, y en otro España, Holanda y Chile.
Sin entrar en teorías de bolas calientes o frías en los bombos, un buen amigo y exfutbolista de primera división me invitó a simular los cruces más probables fijándome en las marcas que vestían a cada equipo. El resultado fue muy llamativo. Pese a que no incluía la sorpresa de Costa Rica ni el fracaso de España, parecía muy asequible el camino de Alemania, Argentina y Brasil hasta las semifinales. Un guión que se cumplió, no sin algún “empujón”.

Arbitrajes y consecuencias
Brasil y Holanda, los dos equipos “fuertes” de Nike, beneficiaron de arbitrajes favorables en los momentos más críticos. Los brasileños lograron remontar el partido de inauguración con un penalty inexistente frente a Croacia, y se vieron notablemente favorecidos ante México y Colombia. Por su parte, los holandeses vapulearon a España, pero se impusieron a Chile en medio de decisiones muy protestadas por sus rivales para lograr acabar primeros de grupo. De esta manera, Brasil y Holanda no se enfrentaban en octavos de final, ni se podían cruzar hasta una posible final.
Incluso el partido decisivo Grecia-Costa de Marfil benefició a la marca americana: los africanos, patrocinados por Puma, fueron eliminados en el último minuto por un más que dudoso penalti a favor de los helenos vestidos por Nike…

En cuanto a Adidas, la jugada salió perfecta también pese al batacazo de España. Sus otros dos equipos más potentes, Alemania y Argentina, necesitaban acabar primeros de sus grupos respectivos para no cruzarse antes de la final. Y así fue. Alemania lideró su grupo sin apenas problemas, pero Argentina tuvo un pequeño “empujoncito” para que no peligrara su primera plaza ante la humilde selección de Irán: con 0-0 en el marcador, los iraníes reclamaron en vano un claro penalty de Zabaleta sobre Dejagah. Argentina acabó ganando ese decisivo encuentro en el último minuto.

Los criterios variables
Más allá de errores clamorosos sobre penaltis y fueras de juego, llama la atención la diferencia de criterios a la hora de sacar tarjetas e incluso de adoptar sanciones tras los partidos. El francés Matuidi lesionó gravemente al nigeriano Onazi pero sólo vió tarjeta amarilla y no fue sancionado a posteriori. Rodrigo Paiva, jefe de prensa de la selección brasileña golpeó al jugador chileno Mauricio Pinillas en el descanso del encuentro, y su sanción inicial de un partido sólo se aumentó a cuatro ante el clamor popular. Un criterio mucho más radical se aplicó al inaceptable y reincidente mordisco de Luis Súarez al italiano Chiellini: cuatro meses sin poder jugar, entrenarse ni entrar en un estadio de fútbol, además de una multa de 100.000 francos suizos y la expulsión inmediata de cualquier recinto oficial del Mundial, hotel de concentración de su equipo incluido. El combinado uruguayo, patrocinado por Puma, se quedaba sin su gran estrella para el resto de la competición. La selección celeste cayó ante Colombia, que sucumbió en cuartos ante Brasil, tras algunas polémicas decisiones del árbitro Velasco Carballo. El pase de Brasil permitió que las semifinales fueran dos enfrentamientos entre Adidas y Nike.

El Mundial de fútbol es el evento deportivo con más repercusión mundial, con una audiencia televisiva superior a 3.000 millones de personas. Nike y Adidas son con diferencia las dos marcas de ropa deportiva que más invierten en este deporte. El presente artículo no es una acusación. Se trata de una reflexión basada en dudas más que razonables teniendo en cuenta el contexto del fútbol moderno (Qatargate, partidos amañados y demás casos de corrupción). Cada uno es libre de fijarse en los cruces del Mundial y las circunstancias o detalles que les rodean. Y por supuesto, de reflexionar, opinar y dudar.

FBL-WC2014 -BRAZIL-FINAL-DRAW

Share Button