Share Button

No es la canción de Jeanette, es la última milonga de Javier Tebas: que la Liga celebre uno o dos partidos al año oficiales en el extranjero para ampliar mercado. Sin ningún tipo de rubor, el presidente de la Liga afirma que el objetivo es situarse al nivel de ingresos de la Premier League inglesa, actualmente un 40% superior al de la española. Resulta profundamente indignante que Tebas se pase por alto la medida estrella con la que la liga inglesa logró unos derechos de TV estratosféricos: un reparto justo de los derechos de televisión, logrando así una liga muy competitiva, en la que cada temporada cinco equipos optan realmente a ser campeones. Él sigue insistiendo en un modelo basado en la desigualdad, que más allá de los dos partidos anuales entre Real Madrid y FC Barcelona, no despierta el interés suficiente fuera de España mientras vacía los estadios españoles de sus propios aficionados. Demencial.

Una Liga en la que dos equipos económicamente dopados golean al modesto de turno sin perturbación, salvo apariciones tan puntuales como heroicas de un Atlético de Madrid o Valencia para rebelarse ante el orden establecido. Pero lo que indigna a Tebas es que el PSG fiche a Neymar, cuando lo realmente preocupante es que los Valencia, Atlético o Sevilla se vean resignados a separarse de estrellas como Villa, Silva, Mata, Agüero, Falcao, Dani Alves o Rakitic. También quedan lejos esos recuerdos de ligas con el Celta de Mostovoi y Karpin, el Mallorca de Etoo e Ibagaza o el Deportivo de Bebeto, Fran y Mauro Silva. Por no hablar del éxodo de los mejores canteranos españoles al extranjerom principalmente a la Premier League.

Pero aquí seguimos con una Liga sin sorpresas, sin imprevistos y sin emoción. ¿Hasta cuando? Pues hasta que la burbuja estalle y deje a la Liga en evidencia, como cuando el mundo entero vio que no había ojo de halcón en España, a diferencia de las demás ligas importantes europeas. Y podría suceder este año, si el Valencia tropieza antes de Navidad y el Barça sigue con su ritmo frenético.

¿La Liga sentenciada en enero? No hay mal que por bien no venga.

Texto: Román Bellver @Romanbellver

“Salvo Real Madrid, Barça y quizás Athletic de Bilbao, todos podrían desaparecer”

Share Button